Oferta de empleo público, tasa de reposición de efectivos y consolidación de empleo temporal


Desde hace unos meses venimos asistiendo expectantes a la polémica desatada por el anuncio de impugnación, por parte de la Administración del Estado, de las ofertas de empleo público docente de diversas Comunidades Autónomas, motivada en el incumplimiento de los límites establecidos en el art. 23.1 de la Ley 39/2010, de 22 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011.

El citado precepto estableció que durante el año 2011, el número total de plazas de nuevo ingreso del personal del sector público sería, como máximo, igual al 10 % de la tasa de reposición de efectivos. Dentro de este límite, la oferta de empleo público tendrá forzosamente que incluir los puestos y plazas desempeñados por personal interino por vacante, contratado o nombrado con anterioridad, excepto en aquellos casos en que exista reserva de puesto, estén incursos en procesos de provisión o se decida su amortización.

Añade la norma que no se tomarán en consideración, a efectos de dicha limitación, las plazas que estén incursas en los procesos de consolidación de empleo previstos en la Disposición Transitoria Cuarta del Estatuto Básico del Empleado Público (recordemos que el EBEP reserva la posibilidad de convocatorias de consolidación a los puestos o plazas de carácter estructural que estén dotados presupuestariamente y se encuentren desempeñados interina o temporalmente con anterioridad a 1 de enero de 2005).

Se establece en la norma presupuestaria que, no obstante, el límite será del 30 % de la tasa de reposición de efectivos en dos casos:

a.- Las Corporaciones locales de menos de 20.000 habitantes.

b.- Las Administraciones públicas con competencias educativas para el desarrollo de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en relación con la determinación del número de plazas para el acceso a los cuerpos de funcionarios docentes.

Con esta regulación, los Ayuntamientos menores de 20.000 habitantes, es decir, los pequeños Ayuntamientos, se encuentran avocados, en la inmensa mayoría de los casos, a no poder aprobar la oferta de empleo público para el ejercicio 2011, ya que sólo podrían hacerlo si contasen con tres o más vacantes generadas en el 2010.

Por otro lado, ha de tenerse en cuenta que, dentro de este límite, la oferta de empleo público ha de incluir los puestos y plazas desempeñados por personal interino, contratado o nombrado en el ejercicio anterior al que se refiere el art.10.1.a EBEP, excepto aquellos sobre los que exista reserva de puesto, o estén incursos en procesos de provisión. Estas plazas computarán a los efectos del cálculo del cumplimiento de la tasa de reposición de efectivos del año en que se incluyan (el ejercicio en que se interinaron o el siguiente en el que sea posible su convocatoria).

El concepto “tasa de reposición de efectivos” alude al número de plazas que quedaron vacantes y que ya existían, es decir a aquellas plazas que estaban cubiertas de forma definitiva y cuyos titulares se han ido (jubilado, muerto, en excedencia…). De esta forma, la oferta de empleo público no podrá ofrecer más plazas (nuevas o no) que el 10% (o el 30%) de esas plazas.

La cuestión se agrava si tenemos en cuenta que no se pueden considerar, a los efectos de fijación de la “tasa de reposición de efectivos”, las vacantes originadas en ejercicio distintos del inmediatamente anterior al de la oferta de empleo público (STSJC 16-7-2002, re,375/1999).

Por eso, no será legalmente asumible el razonamiento -que seguramente se pretenderá realizar-, en el sentido de que las plazas vacantes que se encuentren interinadas podrían convocarse al no generar mayor gasto.

Por último, subrayar que, de forma conexa, se presenta el tema de la promoción interna que quedará normalmente imposibilitada por la exigencia de que alguna de las plazas de cada clase que se ofrezcan sea de turno libre.

A la vista de ese panorama, reiteramos que los pequeños Ayuntamientos, en su gran mayoría, no tendrán oferta de empleo público en el ejercicio 2011 y, también, verán imposibilitada la posibilidad de poner en marcha procesos de promoción interna. Importante sacrificio para los derechos de los empleados públicos.

Como decíamos, la fijación del límite en el 30%, en vez de la aplicación del general del 10%, se prevé para los pequeños Ayuntamientos y para las Administraciones públicas con competencias educativas para el desarrollo de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en relación con la determinación del número de plazas para el acceso a los cuerpos de funcionarios docentes.

Así y todo, parece que las cuentas no les salían a las Comunidades Autónomas en relación con las ofertas de empleo público correspondientes al año 2011 para el Cuerpo de Maestros (es decir, que incumplía el límite excepcional del 30%), y por ello, la Administración del Estado decidió, en principio, impugnarlas. Es más, comenzó a impugnarlas -por ejemplo impugnó la oferta de Castilla y León y en el caso de Navarra, llegó a solicitar, sin éxito, la suspensión cautelar-, hasta que, parece ser, le tocó el turno a Cataluña y Andalucía; en ese momento, tras la correspondiente negociación, loable ejemplo de lealtad institucional, se encontró una vía de ajuste a la legalidad. No hemos podido acceder a los datos concretos de la solución alcanzada, pero sí a sus efectos.

En el caso de Andalucía, el Decreto autonómico 51/2011, de 8 de marzo, aprobó la correspondiente oferta de empleo público que incluía, para el 2011, 3.796 plazas de maestros. Pues bien, la solución para que la oferta no fuera impugnada consiste en considerar que las plazas que exceden del límite del 30% se encuentran amparadas en lo dispuesto en la Disposición Transitoria 4ª del Estatuto Básico del Empleado Público; es decir, que se trata de consolidación de empleo temporal de puestos o plazas de carácter estructural desempeñados interina o temporalmente con anterioridad a 1 de enero de 2005.

A estos efectos, no está de más recordar que la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en su Disposición Transitoria Decimoséptima, contemplaba que la consolidación de personal temporal que habilitaba se había de realizar en 5 años.

Pues bien, en el 2011, con amparo en la posibilidad de consolidación prevista en el EBEP (segunda en el ámbito educativo) se excepciona el límite de la tasa de reposición de efectivos, a pesar de que en este ámbito se aplicaba ya el porcentaje más benévolo del 30%. Creo que debería considerarse que la ley presupuestaria  señala que, a efectos del cálculo de la tasa de reposición de efectivos, no se tomarán en consideración las plazas que estén incursas en los procesos de consolidación de empleo previstos en la Disposición Transitoria Cuarta del Estatuto Básico del Empleado Público, y, por tanto, vacantes con anterioridad a 1 de enero de 2005.

El proceso andaluz comienza como hemos dicho el 8 de marzo de 2011, aunque no se había planteado como consolidación, por lo que aparentemente, cuando se publica la Ley de Presupuestos para el 2011, las plazas solo estarían incursas en un proceso de consolidación, si se considera tal proceso iniciado con anterioridad, al amparo de la Ley 2/2006. Pero esta situación ya la contempló, y valoró, la Ley de Presupuestos determinando que el límite sería el 30% de la tasa de reposición de efectivos, y señalando como no computables a dicho efectos las plazas que estuvieran incursas en procesos de consolidación de la DT 4ª del EBEP -y no de la Ley Orgánica 2/2006.

No obstante, y al margen de las reflexiones que podrían hacerse con un conocimiento más profundo del caso andaluz, lo cierto es que el acuerdo al que se ha llegado para evitar el recurso estatal, ha dado como resultado, una modificación del Decreto 51/2011, por el que se aprobó, como hemos señalado, la oferta de empleo público docente andaluz cuestionada; dicha corrección se plasma en el Decreto 163/2011, de 17 de mayo, y se limita a señalar que, del total de las 3.796 plazas, 2.200 corresponden a la aplicación de la Disposición Transitoria Cuarta del EBEP,  y 1.596 resultan de la aplicación de la tasa de reposición de efectivos prevista en la Ley de Presupuestos del Estado para el 2011. Desde luego, ha sido una suerte esa coincidencia. Seguramente por eso es por lo que en el Decreto rectificativo, que produce el ajuste a la legalidad, se prevé que tal ajuste no afecta en forma alguna a la Orden de 14 de marzo de 2011 por la que se había convocado ya el proceso selectivo.

Y esto, ¿que reflejo tiene en la oferta de empleo público de los pequeños Ayuntamientos? Avispado lector, seguramente lo has adivinado: exactamente ninguno.

Como ya me estoy extendiendo en demasía, prescindo de comprobar los datos de plazas, antes y después, de la oferta de Cataluña, pero no sé por qué me da que también les van a salir las cuentas.

Anuncios

2 Responses to “Oferta de empleo público, tasa de reposición de efectivos y consolidación de empleo temporal”

  1. Me parece muy interesante el artículo. Me podríais ayudar ya que no encuentro la (STSJC 16-7-2002,re,375/1999). Me la podríais mandar mediante un enlace o por correo electrónico . Un saludo y gracias.

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: