Crisis y deriva del empleo público:¿qué está pasando?


   Siguen las medidas de ajuste del empleo público produciéndose a velocidad de vértigo, de tal manera que resulta imposible siquiera ensayar, no ya una evaluación de las mismas, sino una mera valoración técnica. La vacatio legis, mecanismo racional donde los haya, acorde con la obligación del conocimiento de la ley, ha sido abolida. En ese contexto resulta imprescindible proceder a considerar las líneas de evolución y sopesar los escenarios futuros de lo que nos espera:

1º Carácter asistemático y contingente de las modificaciones legales: En primer lugar, ha de tenerse en cuenta que en este ámbito, como en otros, no se ha procedido de forma sistemática mediante una reforma estructural, sino que se viene operando de forma contingente, en función de las exigencias económicas, incidiendo puntualmente sobre un sistema -el que incorporó el EBEP- del que se viene a certificar su defunción, aunque formalmente se mantenga su vigencia, como base neutra, en tanto que única y obligada- sobre la que operar. De ahí que, en la práctica, nos encontramos con un sistema mixto en el que conviven normas inertes previas con preceptos alumbrados en este estado de excepción. La consecuencia que cabría esperar de este estado normativo sería una absoluta confusión producto de la dificultad de conjugar el grupo normativo que encabeza el EBEP y las nuevas normas. Sin embargo, a nivel práctico, la velocidad de los acontecimientos, la rapidez y fugacidad de las medidas normativas que los abordan y el consiguiente carácter inaprensible de las mismas, tienden a difuminar, en el operador jurídico, el sistema de empleo público en el que teóricamente han de encajar.

2º Las nuevas normas se presentan con un ropaje, formal y material, propio de las normas de excepción. Es más, muchas de ellas se ocupan de afirmar expresamente ese carácter (suspensión de la vigencia de normas fruto de la negociación colectiva, supresión de pagas extra…). Sin embargo, sólo se trata de una mera apariencia pues a nadie se le escapa que tales normas no son sino la avanzadilla de un nuevo sistema de empleo público acorde con las tendencias ideológicas que, al amparo de la crisis, se han convertidos en verdaderos axiomas, y que, a la postre, tienen un claro objetivo de permanencia integradas en un sistema de empleo público cuyas verdaderas características anuncian.

3º Giro centralizador con alteración del equilibrio competencial en materia de regulación del empleo público: tanto en lo que se refiere a la relación entre  normativa básica y normativa de desarrollo, como en lo que afecta a las potestades regulatorias de las propias EELL, se está produciendo una reasunción competencial por el Estado central que, sin declaración expresa y de forma puntual, está desapoderando al resto de poderes normativos en cuestiones que se encontraban claramente configuradas como de ejecución de la legislación básica e, incluso, concebidas dentro de la potestad de autoorganización. La  jornada o las licencias son claros ejemplos.

4º Radicalización de la flexibilidad en el empleo público: con el objetivo de propiciar los ajustes, se ha procedido, de forma paulatina, y en un doble movimiento, a potenciar enormemente las posibilidades de adaptación de las Administraciones empleadoras con el fin de lograr una flexibilidad indispensable en la mejora de la eficiencia a través, principalmente de la reducción de efectivos. Por un lado, en primer término, se han aumentando considerablemente las posibilidades de flexibilidad externa, acercando el sistema de empleo público al del empleo privado, eliminando escollos para la operatividad plena de  técnicas que sólo habían sido admitidas excepcionalmente –,principalmente el despido por causas objetivas-. Por otro lado, en segundo lugar, con el objetivo de maximizar la flexibilidad interna, se ha funcionarizando el régimen de los empleados públicos laborales en aquellos aspectos en los que el estatuto de la función pública implicaba opciones de mayor capacidad dispositiva de la Administración (un claro ejemplo es el caso de la suspensión de Convenios Colectivos). Aunque de sentido inverso, son dos movimientos complementarios que tienen como finalidad última la flexibilidad externa o la reducción del número de efectivos.

5º Instauración de las bases para un debilitamiento sostenido del empleo público mediante la potenciación de la temporalidad en el mismo. Bien es cierto que se aproxima una importante reducción del número de empleados públicos que afectará principalmente a empleados temporales o interinos, con lo que podría presumirse una importante reducción de la temporalidad, pero también lo es que la funcionarización de los contratos temporales -mediante la cuestionable independización de los mismos respecto a la naturaleza de las necesidades a cubrir- la apertura de la posibilidad de acudir a los servicios de las empresas de carácter temporal y la sostenida y severa limitación de las posibilidades de incorporación de nuevos efectivos, con el consiguiente aumento de los empleados temporales, ha de conllevar, en el futuro, a un importante aumento de la capacidad de adaptación coyuntural basada en la temporalidad de los empleados, que, a la par, también generará efectos claramente adversos.

En definitiva, creo que, realmente, la deriva de la normativa actual va a suponer un cambio cualitativo en la forma de concebir el empleo público y, por tanto el servicio público. Y, desde luego, la nueva concepción va a ser más ligera, más fugaz…A mi me parece que más prescindible. Alguien dirá que cambiar o morir, pero me da la impresión de que es necesario reflexionar seriamente sobre los límites. Igual alguien ya lo ha hecho y por eso vamos por donde vamos.

Anuncios

One Comment to “Crisis y deriva del empleo público:¿qué está pasando?”

  1. ¿Alguien se acuerda del llamado “spoil system” o, lo que es lo mismo, de lo que sucedía con los empleados de la Administración durante la época del “turnismo” de Cánovas y Sagasta? Pues eso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: