Posts tagged ‘retribuciones’

16/07/2012

Real Decreto-ley 20/2012: el electroshock como reforma del empleo público.


  Lo bueno de estos Viernes de Dolores es que durante toda la semana te vas haciendo a la idea de que lo que desde hace un mes llevan anunciando Rosell y Expansión va a ser que sí -otra vez más-  y que, salvo que seas un auténtico enfermo que hojea boletines oficiales en fin de semana, no te enteras de los hachazos hasta cuando el lunes lees el BOE del sábado que ha entrado en vigor el domingo, mientras tú estabas babeando la siesta en el sofá.  Y también, ya desde un punto de vista más profesional, que, este método, incorpora, sino seguridad jurídica, al menos la certeza de saber que cada lunes se deroga la mayor parte de nuestro ordenamiento mediante Decreto-ley. No sé que dirá el Obispo de Alcalá de Henares respecto a estas liberalidades en fiestas de guardar, pero sería mucho más nocivo que los hachazos pudiera incorporarse el BOE caprichosamente cualquier día laborable y sin avisar.

En fin, por ir al grano: desde hace algún tiempo, uno venía sospechando que el olor del BOE era a muerto. Ahora, tras el RDL 20/2012, ya tengo total seguridad: el EBEP está definitivamente fiambre – y nótese el avance técnico: sin necesidad de derogación, ni expresa ni tácita-. De momento no parece que estén programados funerales ni luto oficial.

El RDL se las trae, porque con prisas y cortaspega no salen precisamente niquelaos, los RDL. Ya se sabe, cuando das sin mirar, los hachazos los das donde los das;  y, sí, cortas, pero sin excesiva precisión. Vamos al grano:

Empieza la norma con una extensa perorata adoctrinante sobre las necesarias reformas estructurales -más que nada como vaselina-, porque los hachazos serán cualquier cosa, pero lo que se dice estructurantes, realmente estructurantes no son. En lo que al empleo público se refiere, se proclama que su fin último es lograr unas Administraciones Públicas más eficientes, optimizando los recursos, avanzando en la mejora de la gestión, para lograr el incremento de la productividad de los empleados públicos. Y ya lo avanzo, las medidas que se incorporan son radicalmente conyunturales; huérfanas de más criterio que el de librar, por ahora.

read more »

Anuncios
28/06/2012

El fin de la incompatibilidad económica de los empleados públicos: puente de plata al talento.


   Se aproxima sin lugar a dudas una nueva reducción de las retribuciones de los empleados públicos, lo que dará lugar,a medio plazo, a una huida del empleo público del personal más cualificado. Si a día de hoy las condiciones de trabajo del personal directivo profesional y de los niveles más altos ya son paupérrimas, su degradación ha de suponer, sin lugar a dudas, una pérdida de talento nada desdeñable.

  No obstante, un elemento que podría tener efectos balsámicos es el de la relajación del régimen de incompatibilidades, en virtud de la progresiva entrada en vigor de la modificación del art.16.1 de la Ley 53/1984.

   Hasta la entrada en vigor del EBEP, el art.16 de la Ley 53/1984, aplicable tanto a actividades públicas como privadas literalmente establecía:

1. No podrá autorizarse o reconocerse compatibilidad alguna para el personal que desempeñe puestos que comporten la percepción de complementos específicos o concepto equiparable, y al retribuido por arancel.Ver jurisprudencia

read more »

Etiquetas:
14/09/2011

¿A dónde ha ido a parar el 5% del salario de los empleados públicos locales?


   Leía en Expansión hace unos meses que el número de empleados públicos seguía creciendo en España a un ritmo importante en el primer trimestre de 2011, si bien las entidades locales lo hacen a un ritmo menor (1,3%) que la Administración Central (nada menos que 7,6%), las CCAA (2,3%) y las empresas públicas (3,5%), entre las que por cierto también están las del sector público local.

Se trata de un dato realmente inconcebible, pero así es; sólo hay que consultar la EPA comparando los últimos trimestres.

Lo cierto es que el sector público, considerado globalmente, y en particular el sector público local creció a pesar de las declaraciones de nuestros políticos.

La reducción salarial aplicada en junio de 2010, debería haber supuesto una reducción del gasto en empleo público para las Entidades Locales de unos mil millones de euros. Con base a los datos dela EPA, el número de empleados públicos del sector local se incrementó, entre el segundo trimestre de 2010 y el primero de 2011 en 18.300 nuevos efectivos, lo que supone un aumento del gasto de unos 300 millones de euros. A este paso, a finales del 2011 el ahorro se habrá reducido a 0.

Y la pregunta que inmediatamente surge es: ¿Qué se ha conseguido con la medida reductora?

read more »

Etiquetas:
13/06/2011

A vueltas con la productividad de los empleados públicos


En estos tiempos de crisis económica, han proliferado los estudios que abordan las formas y métodos para paliarla. Uno de los aspectos que están siendo más tratados y debatidos es el referido a la productividad, y en concreto a la productividad del sector público. Se trata de un asunto que debía de haber preocupado a los poderes públicos y a los agentes sociales en los tiempos de bonanza, porque su análisis en la situación actual no aporta la templanza que el rigor requiere. Es más, forma parte de la política de tiro al blanco indiscriminado conforme a la que se dispara a todo lo que se mueve por si acaso sirve para mejorar la situación. No obstante, ahora, la adopción de medidas resulta obligada y, por tanto, forzada. El mal menor es que se van a plantear medidas drásticas; el mayor, que seguramente no serán las correctas.

A diario nos desayunamos con titulares periodísticos en los que se realizan afirmaciones referentes a la baja productividad dela Administración; esas noticias tienen generalmente apoyo en informes y estudios realizados por todo tipo de actores económicos y sociales que en su mayor parte respaldan intereses económicos concretos, con lo que la objetividad brilla por su ausencia.

Por un lado se encuentran las posiciones neoliberales auspiciadas principalmente por los sectores empresariales y los partidos políticos de centro-derecha, que afirman sin ambages la necesidad de  aumentar la productividad de la Administración disminuyendo su peso en nuestra economía y vinculando los salarios de los empleados públicos a la productividad.

En el lado opuesto, se encuentran los sectores sindicales y los partidos políticos de izquierda que argumentan la necesidad de mantener el peso del sector público como fundamento del Estado del Bienestar.

Dentro de este debate se enmarcan, como es obvio, las medidas de ahorro adoptadas hasta la fecha que afectan a los empleados públicos, y esencialmente el recorte retributivo recientemente operado; recortes que, tras la constitución de las nuevas corporaciones locales y comunidades autónomas, tienen toda la pinta de ampliarse.

Ante esta situación, es menester clarificar de qué estamos hablando cuando hablamos de mejorar o aumentar la productividad de la Administración.

read more »

30/05/2011

¿Nuevo ajuste salarial para los empleados públicos?


   Según publica el diario económico Expansión, en el último Programa de Estabilidad que el Gobierno ha enviado a Bruselas, España se ha comprometido  ante la UE a ahorrar 1,5 puntos del PIB entre 2011 y 2013 (esto es, cerca de 15.000 millones) a costa de los asalariados del sector público. La cuestión es clara: el Estado, los consistorios y las autonomías tendrán que ajustar en 4.000 millones el salario de los funcionarios mediante el mantenimiento de “un esquema de moderación salarial aplicado al conjunto de las Administraciones Públicas”. Para ello, se contemplan medidas de congelación salarial e incluso de reducción del montante de las pagas extraordinarias.

  Paradójicamente,  al contrario de lo que se podría pensar, y con la que está cayendo, el sector público español no solo no ha “adelgazado”, sino que, desde que comenzó la crisis, ha seguido creando empleo a un ritmo del 8,7% (254.000 empleos, la mayoría de carácter indefinido), e incluso, en alguna Comunidad Autónoma, a un ritmo superior al de destrucción de empleo en el sector privado. Lideran la lista de creación de empleo público Baleares (26,8%), Murcia (20,3%) y Cataluña (13,4%).  Desde el comienzo de la crisis, en el conjunto nacional se han destruido 2,3 millones de empleo neto. (datos extraídos del informe AGETT.

 http://www.agett.com/servicio/informes/Informe%20Regional_ITR11.pdf

     A la vista de esas cifras, nadie puede dudar de que a los empleados públicos les espera un progresivo empobrecimiento, y la pregunta es: ¿el objetivo que se persigue es un sector público con retribuciones tercermundistas? Parece claro que así es porque nuestros gobernantes son partidarios de más empleados y, por tanto, indefectiblemente, peor retribuidos. La utilización del sector público como contrapeso de la destrucción de empleo solo conduce a una disminución, si es que es aún posible, de su paupérrima productividad.

   Cuando se habla del Estado del Bienestar a todos los representantes políticos y sindicales se les llena la boca de frases grandilocuentes sobre la necesidad de “dignificar el servicio público”, pero cuando se trata de hablar de condiciones laborales, es más saludable hablar de contención del gasto público, de consolidación del empleo temporal, en fin, de reducir las diferencias retributivas (achatar la pirámide retributiva).

   La realidad es muy terca, y por este camino, los servidores públicos serán cada día más y peor retribuidos. No parece que ese sea el camino para fortalecer el servicio público.  Antes al contrario, pienso que lo que se requiere es  un sector público más productivo, más eficiente. Para ello el único camino es dimensionarlo correctamente; con ello se podrá reducir el gasto público. La fórmula es: empleados públicos mejor retribuidos y retribuciones ajustadas a la productividad.

A %d blogueros les gusta esto: